Síntomas

. jueves, 3 de abril de 2008

El martes me enteré de que la Comunidad de Madrid (PP) y el ayuntamiento de Fuenlabrada (PSOE) han acordado el cierre paulatino de seis centros públicos de educación sin haber consultado a los diferentes integrantes de la comunidad educativa. En principio la cosa va a quedar en la fusión de dos colegios y un instituto que se van a convertir en otro tipo de centros. Y yo me pregunto: ¿el ampliar las dotaciones no sería una mejor solución para arreglar parte de los problemas que tiene nuestra enseñanza?, ¿acaso la educación pública es un tema que no nos interesa a la mayoría de ciudadanos?, ¿es posible que los dos partidos mayoritarios en España no sean capaces de preguntarnos a los “ciudadanos” más que cuando vamos a las urnas?, , ¿somos realmente ciudadanos?, ¿serán estos los resultados de años y años de malas políticas educativas?

Yo trabajo en el IES Federica Montseny de Fuenlabrada y me temo que puede ser uno de los próximos en caer, no lo sé.

El mismo día también me enteré de otra.

¿Por qué pasan estas cosas?

3 comentarios:

elintenso dijo...

Lo único que les importa es conjugar en género la palabra ciudadano. En todos los discursos siempre lo de ciudadanos y ciudadanas. Pero ahí se quedan. ¿La educación pública? A este paso pasará a mejor vida.

gonzalo dijo...

No entiendo mucho sobre el tema pero sí se una cosa que cada reforma educativa que se hace es peor a la que antes existía y que el país crece económicamente pero no lo veo crecer educativamente, creo yo que quedará reflejado en el número cada vez menor del alumnado.

odradek dijo...

En el paradigma político ultraliberal al que cada vez nos empujan y reducen con mayor tesón, los postciudadanos son consumidores y la igualdad de oportunidades otro cuento chino.
En ese status de consumidores, las políticas de la comunidad de Madrid consisten en desmenuzar poco a poco el sistema educativo público, sólo desde ahí se explica el constante regalo de terrenos públicos a empresas privadas para instalar sus caros colegios o que, siendo Madrid una de las comunidades más ricas de España sea una de las que menos porcentaje presupuestario gasta en educación. Muy en la onda clasista, economicista y ultraliberal que pretende "reducir el Estado a la mínima expresión" (sic.) sin tener en cuenta la compleja realidad social en que vivimos o, sencillamente, que no todas las familias tienen un pastón que gastarse en colegios privados.
Disculpad la chapa pero este asunto me subleva.

Etiquetas

Buscar