Carpe diem (o vértigo)

. lunes, 21 de abril de 2008

Hoy he tenido un hijo. Ha nacido así, de golpe y porrazo. Después de cortarle el cordón umbilical lo he llevado al colegio. Yo me he ido a trabajar y cuando lo he recogido ya había terminado la Primaria. Durante la comida me ha dicho que por la tarde iba a ir al instituto, al nocturno, porque quería ponerse a trabajar por las mañanas. Me he echado la siesta y ya no me lo he encontrado hasta la noche. En la cena me ha soltado que ya se había licenciado, en Filosofía y Letras. Claro, yo le he dicho que dónde iba con eso, pero me ha parecido bien. Después, se ha ido a tirar la basura, ha tardado un rato, y cuando ha vuelto lo ha hecho con su novia, parece buena chica pero, como padre que soy, le he tenido que decir que qué es eso de irse a vivir amancebados. Cuando se han despedido, me he lavado los dientes y me he ido a dormir.

Este niño me está haciendo viejo.

6 comentarios:

odradek dijo...

esa manía que tiene el tiempo de pasar sin esperarnos.

gran post, feed o como se llame. grande.
salud!

Virita dijo...

Estamos contentos de ser bisabuelos.
UN beso con mucho cariño.
Virita

Paco dijo...

¡Yo que te estaba buscando,...y tú, envejeciendo! Estos chicos que ya no hacen la mili... No sé yo.
Paco

elintenso dijo...

Ha ido a un colegio público o privado? Aunque estando en Madrid, me temo la respuesta.

Migaravis dijo...

Mas preguntas de rigor: ¿Cómo se llama la criatura? ¿A quien ha salido? ¿Pusiste células de su cordón umbilical en un banco de celulas? ¿Se parece lo suficiente a ti como para ser tu hijo?...Esta última no es de rigor pero conviene hacersela. Muchos abrazos a los papás y a mi primo!

Eloy Garavís dijo...

Como ya sabréis, se llama Luisín y tiene flequillo.
La verdad es que me da palo deciros que hoy he ido a la boda de mi hijo.
Qué tendrá la cecina de desayuno que crecen tan rápido.

Etiquetas

Buscar