Europa es una región con diversas culturas II

. jueves, 5 de junio de 2008

Qué sano es estudiar. A uno siempre le resulta pesado ponerse a ello, sobre todo cuando la finalidad es un examen, pero se descubren cosas de uno mismo y de la realidad actual que, con el estudio rápido y necesario que conlleva el trabajo docente, no salen.

Estaba yo con el tema 71, “Recuperación de la literatura de tradición oral. Tópicos y formas”, cuando se me enciende la luz del escrito de hoy. En la España del S. XIX se comenzó a recuperar, de forma escrita, el cuento popular. Unos cuantos escritores se fijaron en el ejemplo de los hermanos Grimm, entre ellos Clarín: “Esta forma del arte mítico-popular […] ha vivido con más eficacia e influencia en el corazón y en la fantasía de los pueblos que los poemas épicos y las odas y los dramas más célebres y perfectos”. Ese ejemplo se contradecía con el espíritu romántico-liberal del momento, que había creído que los cuentos populares eran una prueba de la deseada identidad nacional, pero no, el método de los alemanes desenmascaraba rápidamente la verdadera personalidad de los diferentes pueblos, ya que los cuentos recogidos en cualquier parte de España eran esencialmente los mismos que los de cualquier otro rincón europeo, y más allá. Esto demostraba lo contrario de lo que se proponía la ideología burguesa, esto es, el nacionalismo. Así que se impuso la manipulación de las tradiciones orales.

Y no sigo.

Sólo digo que me voy a replantear el título.

2 comentarios:

mgaravis dijo...

La verdad es que lo que mas cuesta de estudiar es ponerse, la pereza y la idea de que cualquier cosa puede ser mas interesante que postrar el trasero sobre una silla durante horas para leer con maxima atención apuntes o libros resulta muy poco atractiva... Lo cierto es que la información que contienen los libros y los apuntes puede ser muy útil, curiosa, incluso a veces divertida(pocas veces en mi caso) pero la obligación que supone tener que retener dicha información hace que el estudio pierda mucho romanticismo, la verdad... la preocupación se centra en retener la información y no en disfrutarla o sacar partido de ella. Te digo todo esto mientras hago un pequeño descanso en el desempeño de mi profesión de estudiante, he cogido horario nocturno porque es entonces cuando las posibles distracciones se reducen notablemente y reina el silencio y la tranquilidad. Te dejo, se me hace tarde (lo pillas...jeje).

Eloy Garavís dijo...

Querido don MGaravís, me alegra volver a leer palabras tuyas. Espero que la dureza del fin de curso, del fin de carrera, no acabe con tu buen humor y potencie aún más tu agudeza. Estoy seguro de que tus estudios también proporcionan muchas informaciones interesantes. Ya hablaremos sobre ello y me contarás algún chiste (de químicos, por supuesto).
Buen estudio nocturno, que ya se aproximan las vacaciones.

Etiquetas

Buscar